El escaramujo

El escaramujo

29 septiembre, 2019 0 Por admin

En el campo, el color rojo suele ser un indicador de peligro. No es así en el caso del escaramujo ya que estas bayas son muy sabrosas aunque, eso sí, un poco difíciles de comer. Solo es apta para el consumo la piel y hay que armarse de paciencia si nos apetece darnos un atracón. Su sabor es dulce y un poco ácido. Maduran en otoño y ahora están en su punto, por lo que se merecen una entrada en el blog

¿Qué es el escaramujo?

El escaramujo es el fruto de las rosas silvestres. Su color puede ir desde el anaranjado hasta el violáceo aunque yo solo los he visto rojos. En su interior guarda 5 semillas pilosas. Estos pelillos pueden ser irritantes para la piel

Propiedades

Si hubiera un campeonato de vitamina C, el escaramujo sería el campeón. Además contiene azúcares, caroteno. vitaminas B y B3, pectinas, taninos y ácidos málico y cítrico.

Usos medicinales

El escaramujo tiene otra denominación mucho más popular y muy gráfica: tapaculos. Este bonito nombre ya nos indica que es astringente, es decir, un buen remedio contra las diarreas.

Los pelillos de sus semillas, aunque desagradables en la boca,  no irritan las mucosas de nuestros intestinos, son vermífugos y tradicionalmente se han utilizado mezclados con miel para combatir la tenia y otros gusanos intestinales

Una tisana de escarmujo  es reconstituyente, aumenta las defensas y tiene unligero efectolaxante y diurético. Para prepararla hay que dejar macerar en agua un puñado de escaramujos secos y machacados.

Hacer gárgaras con una infusión, esta vez hervida, de tapaculos alivia el dolor de muelas y mejora los casos de gingivitis.

El escaramujo en la historia

Gracias a los restos encontrados en los poblados lacustres, abemos que el hombre prehistórico lo conocía.

También era utilizado por los nativos americanos que lo tomaban de diversas maneras, mezclado con carne o pescado, grasa, etc.

En los antiguos países del imperio austrohúngaro se utliza para hacer diversos licores como el pálinka típico de Hungría

Al parecer, en la Segunda Guerra Mundial, los niños ingleses lo recolectaban para suplir sus deficiencias en vitamina C

 

Licor de escaramujo

Se hace añadiendo a un litro de anís 100 gramos de escaramujo. Se dejan macerar durante 90 días y se cuela. El licor resusltante es antidiarreico.

Mermelada de escaramujo

Pelar las bayas de escarmujo y desechar las semillas. Añadir azúcar al gusto (es bastante dulce por lo que la mitad del peso de las bayas suele ser suficiente) y, si se desea, un poco de zumo de naranja. Cocer unos 15 minutos y pasarla por la batidora haciendo puré.

Aceite de escaramujo

Se utiliza como cosmético para regenerar la piel y frenar el envejecimiento. Para hacerlo basta con introducir un puñado de escaramujos cortados por la mitad en un frasco preferetemente oscuro y añadir aceite de almendras (puede valer también el de oliva) hasta cubrirlos totalmente. Dejar unos 20 días macerando en un lugar oscuro y seco. Colarlo con una gasa y ya está listo para aplicarlo en la piel.