Las ocas

Las ocas

14 julio, 2016 0 Por admin

Ya os he comentado antes que en el gallinero tenemos un par de ocas. Se trata de un macho blanco y una hembra gris que nos regalaron hace unos meses.

Estos animales tienen fama de buenos guardianes de la casa al avisar con sus escandalosos graznidos cuando llega algún intruso. De hecho, cuenta la leyenda que unos 400 años antes de Cristo, los romanos pudieron contener un ataque de los galos gracias a las ocas. Las nuestras, en ese sentido son muy tranquilas y se llevan bien con todo el mundo, forasteros incluidos. Hasta ahora nunca nos han avisado de nada.

El motivo por el que hoy les dedico un post a mis queridas ocas es porque la hembra está empollando un único huevo.

Cuando una gallina se pone clueca, hace el trabajo sola. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, el macho está todo el día al lado de la hembra e impide que nadie se le acerque a importunarla. Claro es que solo tiene esa compañera en el corral. A lo mejor si hubiera más ocas no estaría tan pendiente de la incubación.

El caso es que se han construido un nido de plumón y paja en una esquina del gallinero y ahí se pasan el día. Solo abandonan su puesto para comer o beber algo.

Como nunca habíamos tenido ocas desconocemos cuanto tiempo tarda el huevo en eclosionar. Así es que estamos a la expectativa y deseando ver al pequeño retoño que nazca dentro de poco.

oca empollando

 

Un huevo de oca